10 Recomendaciones FUNDHOS para vivir el aislamiento en una casa con niños y niñas.

Estamos ante una crisis sin precedentes, nos toca quedarnos en casa incluso cuando fuera las cosas se ponen complicadas. Estas recomendaciones son para vosotros padres y madres, abuelos y abuelas a quienes os toca ser cuidadores, animadores, dietistas, entrenadores y profesores porque queremos ayudaros a vivir este momento de la mejor manera posible.

1. Los niños y niñas ya saben lo que es el Coronavirus, no les saturemos con información.

No debe ser un tema tabú, hay que hablar de ello tanto como necesiten pero tampoco puede ser el centro de las conversaciones.

2.No les traslademos nuestra angustia o estrés.

Debemos buscar espacios de desahogo sin ellos delante y cuidar el momento para hablar sobre fallecidos o enfermos.

 3. Tienen que diferenciar el transcurso del día y de los días.

Rutinas diferentes entre semana y el fin de semana, hacer cambio de ropa y evitar estar todo el día en pijama, tener hábitos, horarios y responsabilidades.

 4. Divertíos juntos.

Hay múltiples webs donde encontrar juegos y actividades adaptadas a casa para hacer en familia, es bueno buscar un rato cada día para hacerlo e incorporarlo a la rutina.

 5. Relajemos nuestra expectativas.

Esta situación es nueva para todos: ellos lo están haciendo lo mejor que saben, vosotros lo estais haciendo lo mejor que sabéis. Mucho ánimo.

 6. Menos enfados y más achuchones.

Cuando esto termine, les quedará el recuerdo: esto puede ser un drama o una aventura.

 7. Apagad la tele y poneos a hablar.

Debemos poner facilidades para que se expresen y hablen de sus emociones, de sus sentimientos y para ello debemos evitar otras distracciones y mirarles a los ojos.

 8. Cuidemos su alimentación.

Ahora se mueven mucho menos y eso dificulta que vayan al baño tanto como antes, debemos compensarlo aumentando la ingesta de frutas y verduras y bebiendo agua entre horas.

 9. Canalicemos su energía.

Es más que posible que les noteis cada vez mas alterados, a su energía propia se le van sumando los días sin salir y la poca actividad fisica.

Podemos canalizar su energía usando dos estrategias: que se agoten, con algun tipo de juego y que se relajen, que vayan bajando intensidad al llegar la noche. Si realizamos esa actividad fisica en torno a las 18.00 horas podremos bajar la intensidad a partir de las 20.00 horas: actividad de relajación, lectura de cuento, bajar las luces y el volumen de la televisión, baño… Así conseguiremos que a las 22.00 horas estén descansando.

 10. Que sigan en contacto con las personas a las que quieren.

Tenemos suerte de vivir en una era digital y podemos hacer videollamadas para que sigan sintiendo cerca a sus seres queridos, es importante que les vean sanos y bien, eso tranquilizará sus miedos.  

Si tienen cierta edad, deja que hablen a solas, ellos tambien necesitan desahogarse. 

nina-k0mF-U80781575873X0B-624x385@El Correo

Volver